PlayBall

04 diciembre 2014

Desde este viernes...de nuevo el béisbol de Cuba!

Luis A. Valdés
.- Con el regreso del título Centroamericano y del Caribe a las vitrinas de la Federación Cubana de Béisbol, el retorno de los peloteros cubanos a la campaña 2014-15, y como tal la reanudación de la misma, está a las puertas de todos a partir del viernes 5 de diciembre. Desde ese día, ocho parques pondrán a caminar nuevamente el torneo nacional que en su edición 54 promete mucho todavía.
De cara a la segunda etapa y cuando solo cuatro subseries – 12 choques - restan a la clasificatoria de 16 elencos, echar un vistazo a las posibilidades de los elencos vale la pena, después del letargo de casi un mes en que nos tuvo el paso del elenco nacional por tierras mexicanas.
Primero pues asegurarnos de mencionar a tres de los conjuntos que parecen candidatos seguros a la segunda etapa o vuelta de la temporada cubana: Matanzas, Granma y Artemisa.
De ellos, un favorito precompetencia como Matanzas, subcampeón nacional, sigue su gran paso pese a sus recientes ausencias. El batallador mentor Víctor Mesa parece volverá a tener una oportunidad de luchar por ubicarse en otra Postemporada, y de paso arremeter a su tan esquivo título nacional a la rienda de elenco alguno. Los matanceros se han convertido en uno de los mejores elencos del país, con nombres como Ariel Sánchez, Yadiel Hernández, Jefferson Delgado, Dainer Moreira, Yariel Duque y Yasiel Santoya, todos ofensivamente sobre la marca de .300, y apoyados en un juego colectivo que hace recordar a los Henequeneros del período de 1989 a 1991 de nuestras Series Nacionales, y pese a la aún ausencia de un estelar abridor como el zurdo Jorge Luis Valdés o de otro como fue el también siniestro, Carlos Mesa.
Roel SantosPero si favorito resultaba Matanzas desde antes de comenzar la cita nacional, otros dos conjuntos, Granma y Artemisa, han sido dos satisfacciones de estos inicios de temporada, y en estos momentos solo es cuestión de tiempo para que ambos aseguren su llegada a puerto seguro camino a la segunda vuelta.
Misael VillaLos dos colectivos, descartados por muchos pese a la clasificación de los artemiseños la pasada temporada, han logrado un juego equilibrado que junto al batallar de jugadores esenciales, los ve ubicados en la segunda y tercera posiciones, respectivamente, de la tabla de posiciones. Granma basa aún su mayor fuerza en la ofensiva - Roel Santos (.370 de average), Lázaro Cedeño (.343), Adrián Moreno (.313) y Yordanis Samón (.311), todos junto al incomparable y recién incorporado Alfredo Despaigne y el inestable en estos momentos Guillermo Avilés – hacen a Granma, unido a la estable actuación de un cuerpo de lanzadores que no solo promedia para 3.12 de PCL, pero que además, es el que menos cuadrangulares permite del torneo con 6, un elenco difícil de batir, bajo la clara y nuevamente sabia dirección de uno de los mejores hombres que han pasado por nuestras Series Nacionales en ese rol, en la figura de Carlos Martí.
Artemisa, por su parte, ha hecho casi todo con la labor de un cuerpo de lanzadores apoyado en su gran mayoría en cuatro hombres: Misael Villa (5-1-.1.61), Miguel Lahera (4-0-1.66), Yunieski García (5-3-2.34 y 6 JS) y Yulieski González (3-4-2.69). Los cuatro poseen 17 de las 20 victorias del elenco en estos inicios, que unidos al liderazgo colectivo en salvamentos de sus relevistas (15), hace a los Cazadores un equipo de peligro. El bateo sin duda ha sido el punto flaco de Artemisa, es el equipo con el peor promedio ofensivo del torneo con solo .253 - empatado con Cienfuegos - pero además, el que también menor OBP exhibe con .333, y que solo posee como destacado en solitario a Víctor Muñoz (.293, 4 HR y 15 CI). 

Lourdes Gourriel, Jr.Después de estos tres “escapados”, aparece un grupo con Ciego de Avila, La Isla, Industriales y Villa Clara, en ese orden, que ha tambaleado en su camino hasta aquí, pero que ha logrado mantenerse a flote entre los ocho primeros. Cada uno de estos elencos tiene ingficientes para, con refuerzos incluidos, dar un susto a cualquiera en la segunda parte del torneo, y de seguro veremos a alguno de ellos colarse entre los cuatro mejores del patio. Es evidente también que la entrada del derecho Héctor Manuel Mendoza a los isleños y de Yulieski Gourriel a los capitalinos, más la labor de otros como Freddy Asiel Alvarez (3-1-0.95 de PCL y 0.89 de WHIP) con Villa Clara, los otros hermanos Gourriel, Yunieski (.357) y Lourdes (.339 y 26 CI) con Industriales, y el paso que llevan jugadores como el veterano Yorelvis Charles (.383), los jóvenes José García (.381) y el líder de los lanzadores del torneo, Yunier Cano (4-2 y 0.86 de PCL), todos con Ciego de Avila, más bateadores como Rodmy Proenza (.322) y Luis F. Rivera (.333) con La Isla, serán decisivos a la hora de la verdad.
Un poco más rezagados aparecen tres equipos que al parecer dejarán todo en el terreno en aras de repartirse, hasta el momento, el último boleto a la ronda decisiva del torneo. Me refiero a dos de las selecciones orientales en Guantánamo y Santiago de Cuba, y a la más occidental de todas y actual titular de Cuba, Pinar del Río.
Freddy A. Alvarez
Los tres aún se encuentran en posición de avanzar a la segunda etapa, sin embargo, vemos a las Avispas santiagueras como una de las dos escuadras de mayores posibilidades, considerando sobre todo el joven talento que el elenco posee en Jorge L. Bravo (2-1 y 2 JS), Ulfrido García (3-3-2.55), Ediasbert Valentín (2-3-3.93), Andrés Reyna (.315), Yoel Yanki (.329), entre otros, combinado esto con la experiencia de hombres como Reutilio Hurtado (.250 y 17 CI), Edilse Silva (.295), Danny Betancourt, Yaumier Sánchez, Alaín Delá (1-1-3.66) y Alberto Bicet (4-2-2.16), pero sobre todo, por el apoyo de dos nacionales como Luis Yander la O (.331) y Alexei Bell (.387).
De la 54 Serie Nacional
Primeros bateadores >>
Primeros lanzadores >>
Tabla de posiciones >>
El otro equipo que jamás debe ser descartado es el actual campeón, Pinar del Río. En lo colectivo, digamos que lo más sorprendente del torneo, hasta el momento, resulta el pobre paso de los Pativerdes del mentor Alfonso Urquiola. Pinar, a estas alturas no solo juega por debajo de la marca de .500 - 14-15 (.482) - , sino que posee un total de 9 elencos por delante en la lucha por solo 8 boletos a la etapa decisiva. Esto, por supuesto, queda demostrado cuando miramos el ala ofensiva Verde, la cual pese a poseer al líder de bateo del torneo en el torpedero Luis A. Valdés (.419 con 3 HR y 24 CI) en una fantástica campaña, se mantiene como la peor quinta ofensiva del torneo con pobre .272 – por debajo de la media de .274 – pero además, tiene solo a otro hombre en la marca de .300 en Osniel Madera (.315 con 4 HR y 15 CI). Pinar ha visto anulados a sus principales cañoneros, veamos: William Saavedra (3 HR y solo 9 empujadas en 23 choques), Lorenzo Quintana (2 HR y 9 CI en 25 JJ), Donald Duarte (0 HR y 7 CI en 28 JJ), David Castillo (.193 AVE con 1 HR y 4 CI) y para terminar, Yosvany Peraza, limitado a solo 11 choques con average de .097, sin cuadrangulares y solo una remolcada. Si Urquiola quiere aspirar a defender la corona ganada espectacularmente la pasada campaña, deberá poner en función de ello a tres de sus principales lanzadores en los nacionales Yosvany Torres (2-3-1.50), Vladimir Gutiérrez (3-2-1.44) y Julio A. Martínez (4-2-1.84), quienes han lanzado por debajo de las 2.00 CL por choque, pero que no han recibido respaldo en aras de mejorar el casillero de las victorias, esperar mejoría de otros como Vladimir Baños y Erlis Casanova, pero sobre todo, clamar porque este receso de un mes haya despertado una ofensiva demasiado trasnochada.
De no clasificar Pinar a la segunda etapa, pues simplemente el papel de los Verdes en la próxima Serie del Caribe se pudiera ver afectado, con un elenco que prácticamente tendrá pocos valores jugando de refuerzos en las demás escuadras.
De estos tres elencos encionados, Guantánamo parece el menos calificado con aún mucho por hacer con su pitcheo, el cual promedia para horroroso 4.92 de carreras limpias, muy por encima de la media del torneo de 4.00, para respaldar a una ofensiva con el veterano Giorvis Duvergel (.409 con 5 HR y 20 CI) a la cabeza, pero apoyada además en figuras llamativas como Julio P. Martínez (.357 y 15 CI), Luis A. Sánchez (.353 y 20 CI) y Robert L. Delgado (.302, 2 HR y 19 CI).
¿Y los restantes seis conjuntos?
Pues de ellos otros dos orientales deben apurarse. El mentor Ermidelio Urrutia y su elenco Las Tunas, con ofensiva de .291 y 17 cuadrangulares, busca aún lograr posiciones de avanzada guiada del bate del líder jonronero e impulsadas del torneo, Yosvany Alarcón (.359, 8 HR y 27 CI), pero además, con bateadores como Yordan Alvarez (.377), Andrés Quiala (.301) y el veterano Danel Castro (.297). Para lograrlo, sin duda Urrutia mucho deberá mejorar un pitcheo que con deprochable 4.74 de PCL, no resulta nada halagüeño para verse entre los 8 mejores de Cuba.
Holguín es, a mi entender, el último elenco con posibilidades reales de hacer el grado y que nadie se explica porque no está mucho más alto en la tabla de posiciones. Los Cachorros ponen sus esperanzas sobre todo en un pitcheo que aún promedia para aceptable 3.99 de limpias, pero que tiene a Carlos Santiesteban (3-2-2.85), Yusmel Velázquez (5-3-3.10), Ernesto Hernández (2-2-3.69) y el estelar Yaisel Sierra (2-4-4.65), este último en busca de mejorar, como sus mejores hombres. Todos ellos debarán sin duda respaldar un interesante quinteto de bateadores que aún camina sobre los .300, y que va liderado por Maikel Cáceres (.318, 6 HR y 16 CI), Yeison Pacheco (.318, 4 HR y 17 CI), Yordan Manduley (.318, HR y 16 CI), Yunior Paumier (.313, 2 HR y 12 CI) y José A. Castañeda (.306).  De unir fuerzas, el mentor Irochis Bartutis bien pudiera soñar con mejorar su 5to lugar del pasado torneo.
Del resto poco que hablar y solo cabe mencionar algunos refuerzos que pudieran brindar elencos como Sancti Spíritus en Yunier Mendoza (.367 y 17 CI), Liván Monteagudo (7 HR y 21 CI) e Ismel Jiménez (5-2-1.79), Camagüey con Norge L. Ruíz (4-2-2.06),  Mayabeque con Jorge L. Barcelán (.360, 3 HR y 15 CI) y Dennis Laza (.305, 2 HR  y 16 CI) o Cienfuegos con Yusniel Ibáñez (.336 y 14 CI) y Leorisbel Sánchez (3-3-2.71), entre quizás algunas otras figuras.
Al final, la realidad de quienes quedan y quienes avanzan, quedará develada en solo dos semanas, cuando el venidero 19 de diciembre cierre la primera etapa del torneo cubano y todo quede listo para la selección de refuerzos el 25 y el esperado fin de semana de las Estrellas, entre el 27 y 28 de diciembre, con el inicio de la etapa final de 42 choques entre los ocho mejores elencos del país, a partir del 4 de enero del 2015.

Yakult Renueva Al Boricua Román Por Un Año


.-Las Golondrinas de Yakult anunciaron este jueves que han renovado el contrato del lanzador puertorriqueño Orlando Román, quien en 2015 defenderá la camiseta del equipo por cuarta temporada consecutiva.
 
   Según el diario deportivo Sponichi, el derecho de 36 años pactó con el club por un año más y un salario aproximado de 430 mil dólares, lo que representa un aumento estimado de 100 mil dólares con respecto a este año.
 
   Román tuvo una excelente actuación esta temporada como relevista intermedio al registrar una efectividad de 0.56 en 16 apariciones desde el bullpen. No obstante, su campaña se vio interrumpida a finales de mayo debido a una lesión en su codo derecho que lo obligó a operarse y a perderse el resto del año.
 
   No obstante, tras una relación de 3 años el club confía lo suficiente en su habilidad sobre el montículo y en su experiencia en la liga como para renovarlo por una temporada más.
 
   Román se convierte así en la octava alta latina para 2015, luego de los venezolanos Ernesto Mejía, Guillermo Moscoso, Jesús Guzmán y Víctor Gárate, los dominicanos Anderson Hernández, Esmerling Vásquez y Carlos Rosa y el mexicano Luis Cruz.

Via http://beisboljapones.com/

Robert Pérez será un premio para otras estrellas!


.- Robert Pérez ya había escuchado la novedad: que su nombre serviría a partir de esta temporada para distinguir al Jugador Más Valioso de la final, así como el de Víctor Davalillo distingue al Más Valioso de la ronda eliminatoria y el del Carrao Bracho designa al Pitcher del Año.

Desde este jueves es oficial. Las empresas Lineup International y Numeritos Gerencia Deportiva, a cargo de esas distinciones, pactaron el homenaje, que desde ya impone un nuevo reto al guayanés.

“Mi meta ahora es jugar mi última final y ganarme el premio”, sonrió. “¿Eso se puede? El premio Robert Pérez para Robert Pérez”.

El outfielder de los Cardenales está de visita en el estadio Universitario, en su recorrido final como pelotero. Allí recibió la noticia y volvió a ser rodeado por reporteros y grabadores.

“Me lo habían asomado hace algunas semanas”, confesó. “Pero, ¿eso va a ser por este año nada más, o va a ser para siempre?”.

Será por siempre, gracias a una carrera que incluye 10 finales en 27 campeonatos y muchos momentos memorables.

“La más difícil fue la primera (en 1990), porque era más joven”, señaló. “La mejor fue la que ganamos en siete juegos a los Leones (en 1998). Fue allí cuando me convertí en el pelotero que desde entonces he sido en este beisbol”.

Pérez está lleno de buenos recuerdos, tanto como ansias tiene de alinear a diario, como en los viejos tiempos.

“Ojalá pueda tomar más turnos. Ojalá podamos ir a esa próxima final y yo pueda jugar”, señaló. “Pero si no juego, igual estoy aquí para ayudar en lo que sea al equipo y apoyar a mis compañeros. Quiero divertirme. Quiero disfrutarlo”.

Para el nativo de Ciudad Bolívar, el reconocimiento es la guinda de una trayectoria que le enorgullece.

“Es producto de todo lo que he logrado con gran esfuerzo”, indicó. “Me hace sentir muy orgulloso. Todo lo he hecho por seguir las enseñanzas de mi padre. Él siempre me dijo que nunca dejara de trabajar”.

Pérez no cree que le quede algo por hacer, luego de tres décadas en la pelota profesional.

“Los números están allí”, respondió, sin jactancias.

Pero desde ahora admite que tiene una nueva meta: llevarse a casa la primera edición del nuevo premio, en el año de su adiós.

Via http://www.elemergente.com/
@Ignacioserrano

Peloteros venezolanos acapararon los Guantes de Oro y los Bates de Plata en Italia

.- Un total de seis venezolanos recibieron galardones en la primera etapa de la entrega de premios de la temporada 2014 de la Italian Baseball League (IBL). Alex Romero comandó al grupo al llevarse por segundo año corrido el Guante de Oro y el Bate de Plata, respectivamente.
El zuliano, que milita con los Piratas de Rimini, fungió como guardabosques derecho de los corsarios y fue el quinto mejor bateador del circuito, con un average de .333. Además, conectó un cuadrangular y remolcó 15 anotaciones. El veterano reserva de los Tigres de Aragua, es además, candidato al premio Jugador Más Valioso de la IBL.
Junto a Romero, Juan Carlos Infante ganó la distinción del mejor campocorto defensivo, mientras que Wuillians Vázquez fue el mejor artillero entre los shortstops de la IBL, al exhibir promedio de .342, el cuarto mejor del torneo, soltó un par de jonrones y produjo 17 anotaciones.
Carlos Durán también se unió al grupo. El patrullero fue el ter mejor tolete de la bota europea, con un average de .346 y además fletó nueve anotaciones.
Osman Marval se llevó el bate de plata entre los receptores, luego de ligar para .324, séptimo mejor artillero del circuito, con 16 impulsadas y un batazo de cuatro esquinas.
Finalmente, Jairo Ramos es el último del grupo que se llevó este tipo de mención. El veterano toletero zurdo fue el segundo bateador de la IBL, con un promedio de .371. Además, largó un cuadrangular y trajo al plato a 15 compañeros.

Miñoso vuelve a esperar su oportunidad para el Hall Of Fame!

.- Han pasado casi nueve años, pero Billy Pierce no se ha olvidado de la sorpresa que se llevó cuando llegó al U.S. Cellular Field listo para celebrar que el cubano Orestes "Minnie" Miñoso fuera inmortalizado en el Salón de la Fama.
"Pensé que era algo seguro", expresó Pierce, quien jugó nueve temporadas con Miñoso en los Medias Blancas. "Llegué y la recepcionista me dijo que Minnie se había ido y estaba bastante decepcionado. Todos estábamos decepcionados. No sabíamos qué había pasado".
Un comité especial de expertos con el poder de evaluar a candidatos de las Ligas Negras exaltaron a 17 de los 39 en la papeleta, pero no a Miñoso (ni a Buck O'Neil). Muchos estuvieron asombrados que se le negara la entrada a un hombre que se lo merece, aunque no es el único.
El ex guardabosque nunca recibió más del 21 por ciento de los votos de la Asociación de Escritores de Béisbol de los Estados Unidos -- posiblemente porque sus regresos inventados por Bill Veeck (ex propietario de los Medias Blancas) para llamar la atención significaron que solamente estuvo en la papeleta una vez en los primeros 22 años después de su último juego de importancia -- y fue rechazado por el Comité de la Era Dorada hace apenas tres años, cuando el fallecido Ron Santo fue elegido.
Miñoso, quien cumplió los 89 años de edad el mes pasado (o 92, dependiendo de cuál de sus dos fechas presentadas es la correcta), sigue esperando que algún día tenga su placa en el Salón de la Fama, donde son reconocidos los jugadores más brillantes y los pioneros.
"Ya no puedo esperar más", dijo Miñoso en Chicago el mes pasado durante la presentación de Joe Maddon como mánager de los Cachorros.
Miñoso está de nuevo en la papeleta del Comité de la Era Dorada, esta vez junto a Pierce, ganador de 211 juegos, y Dick Allen, quien fue Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1972 como integrante de los Medias Blancas. Pese a que a los votantes e historiadores no han podido comprender el legado de Miñoso, su caso es muy llamativo.
"¿Cuántos son como Miñoso?" dijo Pierce. "Es difícil entender las votaciones para el Salón de la Fama. Pero para mí, él merece estar ahí. Su historial lo demuestra. Fue bueno con el guante. Podía tirar. Sabía correr las bases. Tuvo un promedio de casi .300".
Miñoso comenzó su carrera en Cuba y ayudó a los Cubanos de Nueva York a ganar la Serie Mundial de las Ligas Negras en 1947. Jugó en la antesala en aquella temporada, pero fue jardinero cuando jugó nueve partidos con los Indios en 1949.
Miñoso tenía al menos 25 -- y posiblemente 28 años de edad -- cuando injustamente no fue elegido como Novato del Año de la Liga Americana en 1951 (vale la pena comparar la temporada de Gil MacDougald de los Yankees con la del cubano), pero de todas maneras jugó 15 campañas en la Gran Carpa antes de partir a la Liga Mexicana después de que los Medias Blancas lo dejaron en libertad en 1964. Acumuló excelentes estadísticas ofensivas y ganó tres Guantes de Oro; por eso Bill James lo califica como uno de los mejores 10 jardineros izquierdos de todos los tiempos, por encima de 12 miembros del Salón de la Fama.
Sin contexto, los números en la carrera de Miñoso no sobresalen. Bateó .298 con 186 jonrones, 1,023 impulsadas y 205 estafadas. Pero Miñoso fue mucho mejor de lo que indican dichas estadísticas. Fue un bateador que negoció 814 pasaportes y se ponchó apenas 584 veces. Eso es excelencia, especialmente cuando algunos lanzadores le apuntaban a la cabeza de los bateadores. Miñoso ocupa el noveno lugar de todos los tiempos en bolazos (192), encabezando el Joven Circuito en dicha categoría en 10 ocasiones.
A pesar de todo, Miñoso jugó con tanta alegría que James recalca eso como su mayor legado. "El fantástico nivel de pasión por el juego … brillaba en todo lo que hacía, cada jugada que hacía", manifestó James vía correo electrónico.
En un trecho de 10 años desde 1951, Miñoso estuvo entre los primeros 10 en promedio en ocho ocasiones; entre los primeros 10 en bases robadas en nueve temporadas (encabezando la Liga Americana tres veces); entre los 10 primeros en dobles en ocho ocasiones; y entre los primeros 10 en jonrones en dos ocasiones.
Fuera del terreno, Miñoso tuvo que ser igual de perseverante. Fue el primer jugador latino de piel oscura en las Grandes Ligas. Enfrentó el racismo en un país en el que no hablaba el idioma.
"Había solamente dos clases de jugadores en aquel entonces", manifestó Miñoso. "Había blancos y negros, y yo no era blanco".
Pierce dice que Miñoso nunca pidió que se le tratara diferente. Mantuvo una sonrisa en momentos en que otros hubiesen estallado de rabia.
"Especialmente durante sus primeros años", indicó Pierce. "No cabe duda de que fue bastante difícil. Minnie es una gran persona. Nunca se quejó de nada".
El también cubano Tany Pérez y el puertorriqueño Orlando "Peruchín" Cepeda, miembros del Salón de la Fama, han dicho que querían ser como Miñoso.
"Orestes Miñoso fue el Jackie Robinson para todos los latinos -- la primera estrella que les abrió la puerta a otros jugadores latinos", señaló Cepeda. "Fue el héroe de todos. Yo quería ser como Miñoso. Roberto Clemente quería ser como Miñoso".
A pesar de los obstáculos culturales y del idioma, Miñoso fue muy popular en Chicago, entre los aficionados y especialmente entre sus compañeros. Fue generoso a la hora de compartir su experiencia con compañeros jóvenes como Jim Landis.
"Quiero mucho a Miñoso", declaró Landis. "Me atrevo a decir que fue mi primer padre en el béisbol. Es un gran tipo".
También fue un buen jugador.